Ecoturismo

Se estima que los desplazamientos de los europeos están motivados por la práctica de ecoturismo en un 20% del total anual, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Esta cifra aumenta cada año, lo que implica que hay una cantidad cada vez mayor de turistas que buscan practicar un turismo ecológico y sostenible en sus vacaciones. En España, el sector del turismo rural se caracteriza por ser de una gran competencia, pero… ¿todo turismo rural implica la práctica de ecoturismo o turismo ecológico en nuestro país?

La respuesta es un rotundo NO. Por desgracia, se suele tender a una percepción errónea por parte del consumidor de servicios turísticos. De hecho, hoy en día la mayor parte del turismo que se lleva a cabo en áreas naturales no constituye ecoturismo y, por consiguiente, no es sostenible. El ecoturismo se distingue del simple turismo de naturaleza por su énfasis en la conservación, la educación, la responsabilidad del viajero y la participación activa de la comunidad. Se caracteriza por:

  • un comportamiento del visitante consciente y de bajo impacto.
  • por una sensibilidad y aprecio con respecto a las culturas locales y a la diversidad biológica.
  • por el respaldo a los esfuerzos locales de conservación.
  • por aportar beneficios sostenibles para las comunidades locales.
  • por la participación local en la toma de decisiones.

El proyecto Crea un Bosque, a iniciativa de la Fundación Ecoagroturismo, pretende ser una baza fundamental en el fomento de la educación y la responsabilidad de los viajeros que se hospeden en los agroturismos que forman parte de la red de Ceres Ecotur, de turismo rural ecológico. La conservación y protección de los paisajes autóctonos, en este caso de nuestros bosques, no sólo debe ser responsabilidad de la población local, sino también de todos y cada uno de nosotros a la hora de viajar y hacer turismo.